Fundación Juguemos y Caminemos Juntos - Juan B. Justo 805 - Matheu - Buenos Aires - Argentina

info@fundacionjuguemosycaminemosjuntos.org.ar

Seguinos en:
  • Facebook
  • Instagram

¿Por qué La casita de Suceli?

Suceli,

un regalo de Dios

Suceli significa en hebreo “Regalo de Dios”. Esta historia empezó en el año 2009 cuando Raquel Morales, fundó una Fundación Oncológica en Perú, para ayudar a pacientes de bajos recursos a transitar su tratamiento.

 

Ahí conoció a Suceli, una chiquita de 4 años, quien había luchado con su enfermedad desde su nacimiento. Pasado un tiempo, los médicos informaron que solo quedaba la opción de hacer un trasplante de médula para intentar salvarla. Así fue como Raquel decidió viajar en el 2013 con la niña a la Argentina y acompañarla en todo el proceso.

 

En medio de esta cruzada, Raquel conoció a Cristian, que había sido donante voluntario de plaquetas para Suceli, y quien más tarde se convirtió en su marido. La pareja decidió quedarse a vivir en la Argentina, manteniéndose siempre atentos a las necesidades de la gente más vulnerable.

 

Es así como comenzaron a participar en el Programa “Familias en Tránsito”, a través del cual se brinda cuidado y amor a niños judicializados en guarda hasta que son adoptados.

 

Pero Raquel decidió ir por más y en el año 2018 creó la Fundación Juguemos y Caminemos Juntos, con el fin de construir desde sus bases un hogar convivencial para niños judicializados, al cual dio el nombre de “La Casita de Suceli”, en homenaje a esa niña, su “regalo de Dios”, que tanto amo y cuidó hasta los últimos días de vida.

 

“Fue cuando Suceli nos dejó que entendí que mi vida la dedicaría a servir y dar amor”

Raquel Morales, 

Fundadora de La Casita de Suceli

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now